Ése lugar en el mundo

Siempre tenemos un lugar en el mundo, que es importante para nosotros, que aunque lo llevamos en el corazón por el motivo que sea, me pareció una bonita idea representarlo de esta manera.

Primero pinté el tablón con dos capitas de pintura a la tiza, en verde y azul… de manera que al lijar, se ven los dos colores.

He cortado las coordenadas y la rosa de los vientos en vinilo y lo he pegado en el tablón. He pintado de blanco y una vez seco, he despegado los vinilos. Queda un aspecto envejecido muy bonito.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.